Ear cuffs

Mostrando todos los resultados 11

Los ear cuffs están de moda. Pendientes que se adaptan perfectamente al cartílago de tu oreja sin necesidad de agujeros. A diferencia de los piercings, este pendiente no necesita agujero, solo tienes que presionar ligeramente hasta ajustarlo bien a tu oreja.

Tipos de pendientes Ear Cuff

En función de su tamaño se suelen colocar en diferente zona de la oreja. Los más grandes suelen colocarse en la parte del centro y los más pequeños en la zona superior pero también existen diferencias por su forma o si necesita de agujero para sujetar parte del pendiente.

Ear cuff trepador: Recorre el lóbulo de la oreja llegando hasta el cartílago. Un complemento muy original, que puede llegar a ser muy fino y elegante. Algunos de ellos si requieren un único agujero.

Ear cuff divididos en dos: La parte de abajo se coloca en un agujero normal y la parte de arriba es un ear cuff. Ambas partes suelen estar unidos por una cadena.

Ear cuff para la parte superior del cartílago: Suelen ser diseños más finos y discretos pero no por ello exentos de originalidad.

Ear cuff para la parte media de la oreja: Se introducen prácticamente dentro y son los más difíciles de perder.

Cómo se coloca un ear cuff correctamente

Para colocar correctamente un ear cuff, las primeras veces lo mejor es colocarte delante de un espejo y comprobar cuál es la zona en la que se sujeta perfectamente y la zona en la que más te gusta.

Presiona el pendiente con la yema de los dedos y ajusta su diámetro. No es necesario que se presione hasta que sea molesto o duela para que esté sujeto y no se pierda. Ahora, solo tienes que combinarlos con más pendientes minimalistas.

Mostrando todos los resultados 11